Mapa do seu plano de Lançamento

Descubre el camino que las maestras están siguiendo para disfrutar lo mejor de su profesión y nunca más sentir presiones ni exigencias.

Por la maestra Silvia Aguirre.


 Esto no es un curso docente más. Esto es algo diferente que cambiará tu vida para siempre.  


¿QUE VOY A ENCONTRAR EN ESTE PROGRAMA?

1- Estrategias para hacer que valoren tu trabajo y tu esfuerzo.


Aprenderás estrategias para lidiar con padres y con un sistema que no te valora, incluso si sientes que ellos son los responsables de tu estado emocional y que no se puede hacer nada.

2- Descubrirás como dejar de sentirte exigida y presionada.

Descubrirás  una forma de liberarte de esa carga tan pesada que te está desgastando. Incluso estando obligada a cumplir con ciertas tareas podrás sentirte aliviada. 

3  - Aprenderás como aplicar una herramienta en particular en una situación conflictiva especial. 


Conocerás herramientas que te permitirán liberarte del cansancio y el agotamiento mental provocado por las exigencias, las presiones y los conflictos diarios.

4- Como hacer que las relaciones personales sean más efectivas y menos desgastantes.


Descubrirás una forma fácil y sencilla de sentirte respetada y valorada. Ya no tendrás que esperar que tus superiores o tus colegas cambien en algo para vos disfrutar tu profesión. Lo harás tu misma y te sentirás fabulosamente bien. 

5- Conocerás como organizar mejor tu día para disfrutarlo.

Aprenderás que hay una manera de pensar, de hablar y de sentir que hará que disfrutes mucho más tus días.

6- Ejercicios para practicar.


Tendrás acceso a ejercicios mentales que podrás realizar en cualquier  momento, incluso cuando vas al baño o estás en el recreo.
Mairo Vergara
Sobre la autora

Silvia Aguirre, uruguaya, maestra con más de 13 años de experiencia en el aula. Ayuda a maestras cansadas, desmotivadas, agotadas y deprimidas, a disfrutar lo mejor de su profesión y nunca más sentirse exigidas ni presionadas por el sistema educativo. 
Resultados de  maestras que se animaron a vivir la experiencia.
“Maestra Conscientes es una experiencia placentera que realmente vale la pena conocer. Aprendí a dejar atrás el estrés y a trabajar con tranquilidad sin sobrecargarme de mochilas que no me corresponden. Hago mi trabajo de manera responsable con la diferencia que ya no me engancho con los problemas que no me corresponden. Eso me permite tener más energía, motivación, disfrutar de mi trabajo y de mis alumnos. Aprendí a disfrutar de mi tiempo, mi trabajo y tener más tiempo libre. 

Janny Malán. 

“Gracias a lo que aprendí con Silvia, ahora me doy mi lugar como maestra y me siento realmente valorada y respetada. Porque entendía que era yo quien primero debía respetarse y valorarse. Descubrí que detrás de un conflicto hay una oportunidad de cambio, y aprendí a trabajar mucho más tranquila y relajada dentro del aula."


Gabriela Rodriguez. 

“Agradezco haber conocido a Silvia porque me ayudó a cambiar mi  actitud frente a los problemas y los conflictos con padres, alumnos y directores. Logré ver los conflictos con otra mirada diferente y sentirme mucho más relajada”. Ahora me siento mucho más tranquila y ya no siento esa mochila pesada con la cual viajaba todos los días y me generaba cansancio y agotamiento mental. Hoy mi mochila está mucho más liviana.


Cristina Muzzo. 

Gracias al acompañamiento de Silvia mi vida personal cambió para bien y se reflejo en lo profesional.
Aprendí a valorarme y respetarme. A dejar la culpa y los miedos. Empecé este camino maravilloso de entender que para recibir del otro primero debo entender que quiero yo y para que estoy viviendo esta experiencia de vida....y algo que me ayudó muchísimo fue entender que   no puedo esperar que el sistema educativo o los padres cambien porque esos no va a suceder. Si yo quiero vivir algo diferente soy yo la que debe cambiar y decidir como quiero vivirlo. El poder de cambiar algo  está dentro de mi, no afuera. 

Gloria Porto. 

“Yo era una persona con muchos miedos y muy baja autoestima. Aprender a transitar este camino me enseñó cómo hacer para que los demás valoren y respeten mi esfuerzo. Porque entendí que la primera en respetarse soy yo. Comencé a sentir el ambiente de trabajo mucho más relajado y disfrutable. La relación con mis compañeras y la directora también cambió notablemente y también mi seguridad al momento de trabajar en el aula y presentarme ante la inspectora”.

Mariel Techera. 

Yo creí que no estaba a la altura de ser una directora rural. Sin embargo durante el camino de ser una Maestra Consciente logré entender qué significa ser la responsable de mis actos y mis pensamientos. Aprendí a ser yo la primera en valorar y respetar mi trabajo y mi tiempo.  Comprendí cómo vivir y tomar el control de mis pensamientos para disfrutar de mi tranquilidad y de mi tiempo libre.  Lleva su esfuerzo, pero sentirte en paz no tiene precio alguno. 


Viviana Alza.  

Feito com